SumarioGanadero
驴Alta carga y sequ铆a o malas pol铆ticas p煤blicas?

Por V铆ctor Tonelli


El nivel t茅cnico de los profesionales del INTA, y en particular de Balcarce, convoc贸, en mayo pasado, a una numerosa concurrencia, que se acerc贸 para abrevar en los excelentes conocimientos que siempre han difundido.







El nivel t茅cnico de los profesionales del INTA, y en particular de Balcarce, convoc贸, en mayo pasado, a una numerosa concurrencia, que se acerc贸 para abrevar en los excelentes conocimientos que siempre han difundido.

Pasado un momento de tensi贸n generado por la presencia del Ministro de Agricultura, que no fue bien recibido por los asistentes, la primera presentaci贸n, a cargo del Ing. Daniel Rearte, me gener贸, como dicen los anglo sajones, una mezcla de sentimientos.

Por una parte, hizo una excelente descripci贸n acerca de la estratificaci贸n de productores y existencias de ganado, agrupado por escalas de n煤mero de cabezas y por provincia, con un muy interesante detalle de los niveles de receptividad disponibles actualmente en la Argentina de 48 millones de equivalentes vacunos (1 EV = 1 vaca produciendo al cabo de un a帽o) y futuras estimadas en cerca de 55 millones. Por otro lado -y all铆 mi decepci贸n-, atribuy贸 al exceso de carga, producto al crecimiento de la superficie agr铆cola y a la sequ铆a, la brutal ca铆da del stock nacional que, en s贸lo 3 a帽os, alcanz贸 a m谩s de 9 millones de cabezas (15%). Merma que no tiene correlato en la historia ganadera de nuestro pa铆s.

Contra todo lo expresado por los actores de la cadena, a lo largo de los 煤ltimos 4 a帽os, nada de lo ocurrido fue atribuido a las p茅simas pol铆ticas p煤blicas implementadas, la mayor铆a de las veces desde organismos ajenos a la ex SAGPyA o al actual Ministerio de Agricultura.

Mi alerta se activ贸 cuando relacion茅 esta afirmaci贸n con la que, hace algunas semanas, hab铆a sostenido el actual Secretario de Agricultura, Lorenzo Basso (excelente t茅cnico, ex decano de la FAUBA), o la que se ha transformado en el 搇atiguillo del actual Ministro Juli谩n Dom铆nguez.


Bajada de l铆nea


Mi preocupaci贸n se basa en que quien no reconoce el origen de los problemas no encontrar谩 las soluciones adecuadas para su resoluci贸n. Si las pol铆ticas p煤blicas no han sido responsables de esta debacle, como afirmamos la mayor铆a de los analistas, 驴de qu茅 modo se explica que, en Uruguay, con pol铆ticas diametralmente opuestas en materia de ganados y carnes, frente a similares circunstancias y efectos de sequ铆a y avance de la agricultura, el stock en los 煤ltimos a帽os pr谩cticamente no 搈ovi贸 la aguja?

Preocupa porque hay una intenci贸n de lanzar planes ganaderos y de otras cadenas alimentarias contra reloj, sin analizar, discutir y consensuar con los actores de la cadena. Cabe presumir, entonces, que ser谩 nuevamente para 搇a tribuna. No porque no tengan la capacidad de an谩lisis ni por falta de idoneidad para procesar la informaci贸n, sino porque, conjeturo, se encuentran fuertemente acotados por la bajada de l铆nea del poder pol铆tico.

De nada vale imaginar propuestas tendientes a mejorar la eficiencia de extracci贸n de los rodeos ni apuntar a elevar el peso m铆nimo de faena (deduzco que no pensar谩n seriamente que con s贸lo esa medida se resuelve el problema), si no se eliminan de ra铆z las pol铆ticas cortoplacistas y sin objetivos estrat茅gicos que s贸lo apuntan a quitar previsibilidad y mantener bajo f茅rreo control, por unos pocos 搃luminados, a los principales actores de la cadena.

Al mismo tiempo que se realizaban estas exposiciones, los frigor铆ficos exportadores se encontraban negociando por en茅sima vez con el Secretario de Comercio Interior (verdadero actor de las pol铆ticas ganaderas) para que les asegurara un piso de exportaciones o de lo contrario, se ver铆an obligados a cerrar las puertas y dejar en la calle entre 15 y 20 mil empleados.

Obviamente, no soy muy optimista respecto de los planes o anuncios que la actual administraci贸n pueda proponer, si no se reconocen y modifican los verdaderos motivos del fracaso.

As铆 las cosas, podr铆a pensarse que el futuro est谩 comprometido. Pese a todo, mi visi贸n es que la ca铆da del stock ha sido de tal magnitud que la disminuci贸n de la oferta, hacia los pr贸ximos 3 a 4 a帽os, ser谩 irreversible. Este derrumbe, que durante el 2010 equivaldr谩 a 16 kg por habitante/a帽o y que en 2011 resultar谩 a煤n m谩s notorio, frente a una demanda interna que ha convalidado la suba de precios del ganado y un mercado externo tambi茅n mal abastecido, que ha permitido alcanzar precios en d贸lares muy superiores a los conocidos en los 煤ltimos a帽os.


Razonable rentabilidad


Con este escenario, m谩s all谩 de las pol铆ticas p煤blicas, nada alcanzar谩 a modificar un futuro en el que habr谩 precios que permitan obtener rentabilidades razonables en todas las etapas de la producci贸n.

Luego de casi 4 a帽os (marzo 2006 hasta octubre 2009) en que los precios s贸lo aumentaron un 25%, frente a un incremento de costos no menor al 85%, para todas y cada una de las actividades ganaderas (cr铆a, invernada y feed lot) resultaba f谩cil imaginar, m谩s all谩 de las razones expuestas por Rearte, cu谩l ser铆a la evoluci贸n de los rodeos. La brutal liquidaci贸n de los rodeos se puede verificar en el siguiente gr谩fico, que muestra la oferta de carne en los 煤ltimos 4 a帽os y una proyecci贸n para el 2010 y el 2011.

Se advierte con claridad, la liquidaci贸n provocada por la sequ铆a (2009), que gener贸 un incremento en la oferta superior a los 3,4 millones de toneladas, como consecuencia de la liquidaci贸n de la f谩brica (vientres).

La producci贸n ganadera argentina no ha dejado de caer en el 煤ltimo lustro. El inicio de la debacle, coincide con los cambios ocurridos con las pol铆ticas p煤blicas a partir de noviembre del 2005 que, por respeto a la salud mental de los lectores, no reiterar茅.

La diferencia entre ambas proyecciones, la roja que muestra la oferta total de carne, la segunda (azul) mide la producci贸n real, ajustada por diferencia de inventarios. La ca铆da de la oferta prevista para el 2010 y el 2011 es m谩s que elocuente. La recuperaci贸n de precios ocurrida hace poco m谩s de 5 meses, a partir de noviembre de 2009 cambi贸 no s贸lo la rentabilidad de todas las actividades ganaderas (incluido el feed lot sin subsidios), sino que modific贸 el esquema productivo en lo relativo a las inversiones.

Antes del cambio de precios se administraba 搈iseria. Por lo tanto, la f贸rmula era gastar o invertir lo menos posible, en tanto que, con los cambios de precios, el mejor negocio se obtiene a partir de mayores inversiones en tecnolog铆a de procesos e insumos. La mencionada administraci贸n de 搇a miseria nada tuvo que ver con la sequ铆a, sino con los m谩rgenes negativos de una actividad sin previsibilidad ni futuro, en la cual la inversi贸n en pasturas en campos bajos para cr铆a representaban casi 3 贸 4 a帽os de amortizaci贸n de capital invertido, medido en t茅rminos de m谩rgenes brutos, e infinito si se tomaba como moneda de pago, los m谩rgenes netos.

Esta fue la causa del desastre. La sequ铆a s贸lo anticip贸 los tiempos del problema; sin ella, inexorablemente igual hubiera llegado.


Imagen irrepetible


El futuro se presenta francamente alentador, no porque se esperen resultados positivos de las pol铆ticas p煤blicas, sino porque, como se ha comprobado, la ca铆da de la oferta ha sido tan brutal que nada podr谩 modificar un escenario de buenos precios.

No visualizo cierre de exportaciones. Hacerlo, implicar铆a dejar en la calle a una alta proporci贸n de la fuerza laboral directa de los frigor铆ficos exportadores (mano de obra intensiva) e, indirectamente, a otro tanto de proveedores de servicios e insumos.

No advierto el reemplazo por importaciones, como alguna vez amenaz贸 el Secretario Moreno. El mercado dom茅stico deber谩 convivir con restricciones en la disponibilidad de carne vacuna. El consumo promedio caer谩 de los 72 kg. del a帽o pasado a 55 贸 56 este a帽o y m谩s a煤n en 2011. Existen otras carnes, pero no podr谩n reemplazar, en lo inmediato, esta sustancial reducci贸n de la oferta.

La demanda internacional, m谩s all谩 de la crisis que est谩 afectando a Europa, continuar谩 siendo firme y聽 presionar谩, v铆a precio, a una oferta insuficiente.

Si se tomase una fotograf铆a de la relaci贸n de los actuales precios ganaderos respecto de cualquier otro bien (productivo o inmobiliario), la imagen ser铆a irrepetible en el futuro. En estas condiciones, con horizontes de precio y rentabilidad asegurados por los pr贸ximos 3 a 4 a帽os (como m铆nimo) y una excelente relaci贸n a partir del poder de compra del ganado, la recomendaci贸n es no distraerse con mensajes y disputas sin sentido y reorientar toda la energ铆a y la pasi贸n a la inversi贸n productiva.


Horizonte promisorio


Hoy, amortizar la misma pradera para suelos bajos, mencionada precedentemente, se logra -medido en margen bruto- en poco m谩s de 1 a帽o; y en margen neto en 1,8 a帽os, quedando 搒in costo durante el resto de su vida 煤til.

En esta l铆nea de pensamiento, cabe rescatar el desaf铆o planteado por la Ing. M贸nica Agnus Dei, en las jornadas de Balcarce.聽 Expuso la existencia de tecnolog铆a probada y adaptada a la regi贸n que permite incrementar la oferta forrajera con especies conocidas, mediante t茅cnicas sencillas y sin excesos en el uso de fertilizantes, que permiten triplicar la oferta forrajera de pasturas y, por ende, la productividad por hect谩rea en campos ganaderos, sin afectar la sustentabilidad del ambiente.

Me impact贸 cuando, desde su reconocida solvencia afirm贸 que el boom agr铆cola que se dio cuando se combinaron eficientemente, los recursos de lluvias, nitr贸geno y f贸sforo disponibles en el suelo y los provenientes de fertilizantes, se dar谩 ahora en la producci贸n forrajera con destino a la ganader铆a. Ante tama帽a afirmaci贸n, s贸lo puedo agregar que, luego del infierno al que fuimos sometidos, se abre un horizonte de mediano plazo sumamente promisorio.

El futuro podr铆a transformarse en largo plazo, si se producen cambios en las pol铆ticas p煤blicas (toma de conciencia o cambio de gobierno, luego de las elecciones) y se desarrollan pol铆ticas como las que Uruguay lleva a cabo desde hace casi una d茅cada. Vamos a vivir desaf铆os muy interesantes. No desperdiciemos esta oportunidad.


*Productor y Consultor de Ganados y Carnes


Sumario
 
Leer editorial 2010
logo montanari

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 
 
Sumario Ganadero - Copyright 2009Staff Contacto Aviso Legal